Cristóbal Fones SJ

Cristóbal Fones Claro SJ, nace en Santiago de Chile el 11 de marzo de 1975.

Cuarto hijo de una familia numerosa, nació en la ciudad de Santiago, Chile. Desde pequeño participó activamente en la comunidad eclesial. Estudió en el colegio San Ignacio El Bosque de los padres jesuitas, donde recibió una formación orientada al servicio de los más necesitados.

Hasta antes de ingresar al Noviciado de la Compañía de Jesús, solía cantar en festivales de música popular y en celebraciones matrimoniales con un grupo de amigos, llamado Engranaje. Cursando estudios de sociología en la Universidad Católica de Chile, acoge el llamado a consagrar su vida como sacerdote.

Durante sus años de formación, la música ha estado presente acompañando diversas tareas apostólicas y su propia experiencia de oración. Animado por sus superiores, grabó algunas canciones para su uso pastoral en 1996 (Te contemplo en el mundo). La acogida que tuvo esta sencilla producción y la necesidad de hacer más accesible la música católica en Chile lo animaron a una segunda producción de mayor difusión en 1997 (En el solo la esperanza).

En el año 1999 registra en un nuevo disco (Padre, te canto) algunos cantos creados durante su período de estudios filosóficos, y ese mismo año parte en diciembre a una experiencia pastoral en el sur del país junto al pueblo mapuche. Fruto de su trabajo misionero en el lafkenmapu (territorio junto al mar), compone la primera misa en lengua indígena de Chile (Misa ülkantun) en el año 2001.

Retomando luego sus estudios teológicos y de regreso en la capital, compone una misa en español en el año 2002 (La mesa de todos), que registra con un coro de jóvenes ligados a la espiritualidad ignaciana. Estos años son especialmente activos en el ministerio musical. Participa en numerosos conciertos y presentaciones de música católica a lo largo del país y colabora en otras producciones de música cristiana (Toronto 2002, Misa Pampina, Dios te ama, En tus manos Señor, Ven a mi ventana, Más allá de las cumbres y Levántate).

En el año 2004 se edita un disco de antología con sus canciones religiosas para su distribución en el extranjero (Consagrados a ti). En 2005 colabora en la producción del disco en homenaje al padre Alberto Hurtado, SJ (Un fuego que enciende otros fuegos), donde registra dos nuevas composiciones. Asimismo, colabora en la elaboración y grabación del material de apoyo para la celebración del Jubileo Ignaciano 2005-2006 (AMDG A World is not enough, y Servidores de la misión de Cristo) con nuevas canciones.

Sus últimas composiciones han sido grabadas en el disco "Tejido a tierra", editado por Oregon Catholic Press. Después de cursar estudios de postgrado en teología litúrgica en Washington, DC, Cristóbal ha dedicado estos últimos años al estudio de la música moderna en Berklee College of Music, ubicada en Boston, MA